Archivos

¿Tendrán que ser las empresas santas y buenas por narices?

Antes, no les hacía falta. Una empresa podía explotar a dos mil niños en China, deforestar media Amazonas, tratar a patadas a sus clientes y vertir todos sus desechos en el río más cercano, que nadie, o casi nadie, se enteraba. Y por si fuera poco, la susodicha empresa podía patrocinar un equipo de fútbol, […]

Leer Más